El informe emitido por el  Consejo Económico y Social el 18 de mayo del 2008, valorando el Plan de Ordenanción y Promoción de la Artesanía de Castilla La Mancha – POPA- decía en uno de sus párrafos:

“…considera que para asegurar una mayor eficacia en la aplicación del Plan, es imprescindible que el mismo sea un instrumento flexible con capacidad de adaptación a la realidad del sector y de su entorno a medida que se ejecute.

Para ello, junto con un adecuado conjunto de indicadores de seguimiento, que sí están incluidos en este documento, se debe establecer algún tipo de evaluación intermedia que permita conocer en qué medida se están consiguiendo los objetivos y detectar las actuaciones que no se muestran efectivas para poder corregirlas”.

Ha pasado un año de aquella recomendación y el panorama actual del sector artesano desde luego no es el que estaba previsto cuando  se redacto el POPA.

Ahora más que nunca es necesario articular una Mesa Regional de seguimiento donde estemos representados todos los agentes sociales implicados para poder asegurar esa flexibilidad y eficacia que recomendaba, con mucho acierto el CES

La artesanía castellano manchega necesita ese instrumento con urgencia y desde la Mesa Profesional consideramos que el aporte de multiples puntos de vista y sugerencias ayuda a encontrar soluciones racionales y efectivas que contribuyan al desarrollo del Plan de Ordenación y Promoción.